logo


¿Debo someterme a una blefaroplastia?

Hasta hace unos años la blefaroplastia, o cirugía estética en los párpados, no era habitual entre la gente de la calle y quedaba reservada para las grandes celebridades y personajes dedicados al espectáculo.

Sin embargo, a medida que las tecnologías han ido avanzando, facilitando la intervención y abaratando los costes, la blefaroplastia se ha popularizado y hoy en día gran cantidad de personas se deciden por esta sencilla operación con el objetivo de obtener un rostro más joven.

Pero, ¿debo someterme a una blefaroplastia?

Lo ideal es que lo consultes con un cirujano estético de tu confianza, de manera que te pueda ofrecer un asesoramiento profesional y honesto. Lo que está claro es que no puedes esperar milagros con una blefaroplastia.

Aunque se trata de una intervención que rejuvenece el rostro de manera importante, hay que tener en cuenta que la imagen no cambiará drásticamente.

Una vez tenida en cuenta esta limitación serías un candidato para someterte a una blefaroplastia si:

  1. No puedes ver bien como consecuencia de los párpados, ya sea el inferior o el superior, por un exceso de piel o de grasa que se ha ido acumulando.
  2. Si tu aspecto es demasiado avejentado para tu edad. Los ojos son fundamentales para dar una imagen joven o más vieja, por lo que conseguir liberar la mirada, retirando parte del párpado te ayudará a recuperar parte de los años perdidos.
  3. Si acumulas bolsas u ojeras excesivas en el párpado inferior, ya que la blefaroplastia ofrece muy buenos resultados en este apartado, recuperando gran parte de la forma de la piel original.

 

¿Qué resultados puedo esperar?

Como hemos dicho anteriormente, no se pueden esperar milagros ni confiar en que con esta simple operación vamos a resolver todos los problemas de nuestro rostro. Debemos de estar convencidos de que recuperaremos algunos años pero nada excepcional.

Para evitar que nos creemos falsas expectativas es conveniente utilizar los avances tecnológicos y pedir a nuestro cirujano que nos ofrezca una proyección de cómo nos quedará el rostro con un programa informático en 3D. De esa forma veremos nuestra imagen antes y después y podremos decidir si queremos realizarnos la operación o no.

Responder

*

captcha *

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.