logo


Después de una blefaroplastia superior

El post-operatorio de una blefaroplastia superior es prácticamente indoloro y la gran mayoría de pacientes no necesitan tomar ningún analgésico. Es normal que aparezcan morados e hinchazón en la zona, en mayor o menor medida, pero a los pocos días suelen desaparecer. A la semana de la intervención, la recuperación no es completa pero la mayoría de pacientes no tienen problemas para reiniciar sus actividades habituales.

Durante los primeros días es importante no realizar esfuerzos físicos para evitar posibles sangrados y acortar los tiempos de la recuperación. Tras una blefaroplastia superior, el paciente debe aplicarse con frecuencia frío en la zona durante los 2 o 3 primeros días y una pomada antibiótica sobre la herida 2 veces al día. Es recomendable lubricar los ojos con lágrimas artificiales en colirio ya que, debido a que el parpadeo normal está disminuido durante los primeros días, pueden aparecer síntomas de sequedad ocular.

Una semana después de la blefaroplastia superior, el Dr. Nieto retira los puntos. La cicatriz seguirá mejorando con el paso de los meses hasta llegar a ser invisible con el ojo cerrado. Con el ojo abierto suele ser invisible desde el primer día ya que la incisión se realiza en el pliegue natural del párpado. La piel del párpado superior es la más fina del cuerpo y la cicatrización en esta zona es muy agradecida y es casi imposible que se den casos de cicatrización hipertrófica.

Responder

*

captcha *

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.