logo


La anestesia en una blefaroplastia

blefaroplastiaUna blefaroplastia, igual que cualquier cirugía de párpados o lifting frontal, es una intervención de corta duración y que se realiza con una técnica de cirugía poco invasiva. Con la evolución y mejoría de la técnica, los cortes que debe practicar el cirujano son cada vez más pequeños e imperceptibles. En algunos casos, se trata de microincisiones prácticamente invisibles con el ojo abierto ya que se realizan en el pliegue natural del párpado.

Con frecuencia, la blefaroplastia se realiza sólo con anestesia local en función del tipo de paciente y sus preferencias. En caso de realizarse así, el paciente solamente debe tolerar, durante un minuto, la infiltración del anestésico local. Posteriormente el paciente no notará ningún dolor ya que la zona estará dormida. La blefaroplastia es una intervención de corta duración y, para la mayoría de los pacientes, no se hace pesada y se tolera bien.

La blefaroplastia inferior siempre se realiza con anestesia local y sedación, igual que los liftings de cejas. Hoy en día, los medicamentos empleados en las sedaciones se eliminan muy rápido del organismo, por lo que la recuperación es muy rápida y sin resaca. Después de la intervención, los pacientes tan solo deben quedarse un tiempo prudencial en observación, alrededor de una hora, mientras se le aplica frío y antiinflamatorios para frenar el proceso inflamatorio inicial.

Sólo excepcionalmente se realiza una blefaroplastia bajo anestesia general. Las sedaciones intravenosas que se realizan hoy en día hacen que esto sea innecesario. Incluso los pacientes que refieren ser muy nerviosos quedan totalmente tranquilos y relajados con una sedación.

Responder

*

captcha *

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.