logo


La cirugía del párpado caído

Las personas que, por el motivo que sea, presentan una caída del párpado tienen la opción de corregir este problema estético y visual con una cirugía de párpados. El tratamiento de la ptosis palpebral o párpado caído es quirúrgico y existen diferentes técnicas según el tipo de paciente y la problemática que presenta. En cualquier caso, la cirugía del párpado se realiza siempre de forma ambulatoria con anestesia local y sedación en adultos. En estas cirugías, el postoperatorio es muy similar al de una blefaroplastia superior, normalmente poco doloroso y de rápida recuperación.

La ptosis palpebral es un descenso del párpado superior que provoca que éste cubra el ojo más de lo normal y la distancia entre el párpado y la pupila se reduzca. Esto puede provocar problemas de visión más o menos graves y dificultad para abrir los ojos con normalidad, lo cual suele causar fatiga al final del día. En los adultos, este problema suele aparecer de forma progresiva y la causa más frecuente es el descolgamiento del músculo elevador del párpado. En otros casos, puede ser un problema congénito y se detecta desde el nacimiento pero no suele ser hereditario ni suele estar asociada a ninguna otra patología.

El principal objetivo de una cirugía del párpado caído es reforzar el músculo elevador del párpado para que éste vuelva a ejercer su función natural y permita al paciente volver a abrir el ojo de manera normal. Existen diferentes técnicas quirúrgicas para tratar una ptosis palpebral en función de la vía de abordaje: anterior, transconjuntival o suspensión frontal. Para elegir la técnica más adecuada, se debe realizar un exhaustivo estudio previo a la cirugía.

Responder

*

captcha *

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.