logo


Las causas de la caída del párpado

parpado caidoEl párpado caído, técnicamente denominado ptosis palpebral, es un descenso excesivo del párpado superior que provoca que éste cubra el ojo más de lo normal. En estos casos, el paciente no puede abrir el ojo, o los ojos, de manera normal y, si el párpado cubre la pupila,  puede llegar a dificultar la visión.

En las personas adultas, este problema suele aparecer de forma progresiva y la causa más frecuente es el descolgamiento del músculo elevador del párpado. En otros casos, la ptosis es congénita y se detecta desde el nacimiento pero no suele ser hereditaria ni suele estar asociada a ninguna otra patología. Normalmente se debe a una alteración aislada durante desarrollo embrionario del músculo elevador que, pese a estar bien conectado con el párpado, tiene menos fuerza. Aunque menos frecuentes, existen otras causas que pueden provocar la caída del párpado como reacciones alérgicas, enfermedades musculares o neurológicas y traumatismos locales.

El único tratamiento posible para la ptosis palpebral es una cirugía de párpados. En una persona adulta, el momento idóneo para realizar la intervención dependerá del grado de incomodidad y de interferencia en la visión que le produzca. En muchas ocasiones, la cirugía de párpados se realiza conjuntamente con una blefaroplastia para eliminar el exceso de piel en los párpados superiores. En el caso de los niños, si la ptosis es leve y no existe riesgo de ojo vago, se recomienda esperar hasta los 4 ó 5 años de edad para intervenir. Si la ptosis es más pronunciada y existen riesgos, debe intervenirse pronto. La cirugía de párpados suele hacerse de forma ambulatoria con anestesia local y sedación en adultos. En niños la intervención se realiza bajo anestesia general.

Responder

*

captcha *

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.