logo


¿Por qué tengo bolsas en los ojos?

Uno de los objetivos de una blefaroplastia es eliminar las bolsas en los ojos, esas pequeñas inflamaciones que aparecen en el párpado inferior y que nos dan esa imagen de cansancio permanente, especialmente por la mañana.

Con la blefaroplastia podemos reducirlas de manera importante e incluso eliminarlas si el caso no es demasiado grave, pero una duda que surge generalmente es sobre las causas de estas bolsas.

¿Por qué surgen las bolsas en los ojos?

  • Retención de líquidos: Las bolsas en los ojos pueden deberse a la retención de líquidos de nuestro cuerpo centrada en esa parte del cuerpo. Esta retención se agudiza durante la noche, debido a la posición horizontal de nuestro cuerpo y a que mantenemos el ojo cerrado, con los párpados sin funcionar, y por ello las bolsas suelen ser más notorias cuando nos levantamos.

Si ésta es la causa notaremos que las bolsas son acuosas.

  • Problemas de circulación: Una causa importante de las bolsas en los ojos es la circulación de nuestra sangre inadecuada como consecuencia de una alimentación inadecuada.

Esta alimentación inadecuada puede centrarse en la falta de consumo de frutas y verduras, o por el exceso de consumo de sal, en ambos casos perjudica la circulación correcta de nuestra sangre y provoca la aparición de las bolsas.

  • Falta de sueño: No es en sí una causa para la aparición de la bolsa sino que más bien para agravar la situación, de manera que si no dormimos las horas suficientes estaremos agrandando las bolsas.
  • Razones genéticas: Algunas personas simplemente tienen predisposición a tener bolsas en los ojos por herencia genética, y aunque cuidando su alimentación y descansando adecuadamente pueden reducir el problema, lo cierto es que la blefaroplastia es la mejor solución para ellos.

En definitiva, las bolsas en los ojos, aunque pueden tener un factor genético, suelen aparecer o agravarse principalmente por una alimentación incorrecta o un descanso inadecuado, con lo que primero deberemos de corregir esto y luego plantearnos la necesidad de una blefaroplastia.

Porque de poco servirá realizar una blefaroplastia si luego volvemos a caer en los mismos hábitos equivocados.

Responder

*

captcha *

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.