logo


¿Qué anestesia se necesita en una blefaroplastia?

Uno de los grandes temores de los pacientes que se someten a una intervención de cirugía estética es la anestesia, porque a pesar de que, en general, se trata de intervenciones menores y poco invasivas, siempre hay un componente anestésico que, sobre todo, da cierto respeto.

Sin embargo, una de las grandes ventajas de la blefaroplastia es que es una intervención que se realiza con anestesia local y sedación, de manera que el área de los párpados está completamente anestesiada y además el paciente recibe medicación por vía venosa para estar relajado, pero sin ser una anestesia general. Ésta última sólo la realizamos en algunos casos cuando hay cirugías largas asociadas como un lifting de cejas endoscópico.

Evidentemente, la blefaroplastia no deja de ser una intervención quirúrgica y como tal debe de ser tomada, con todos los riesgos y precauciones que necesita para evitar que una subestimación excesiva pueda provocar daños mayores. Además, es muy importante tener expectativas razonables respecto al resultado de la intervención.

Se trata, eso sí, de una cirugía ambulatoria por lo que no se necesita ingreso y el paciente que se somete a una blefaroplastia puede regresar a su domicilio el mismo día de la intervención. La mayoría del edema y morados desaparecen a los diez días, aunque puede tardar en ocasiones hasta 1 mes en tener una recuperación completa.

La duración de la recuperación depende del tipo de cirugía y de las características individuales del paciente. En global, el proceso de la cirugía de blefaroplastia es indoloro.

Responder

*

captcha *

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.