logo


¿Qué es un lipofilling facial?

lipofilling facialExisten varios tratamientos de medicina estética que tienen por objetivo eliminar o suavizar las arrugas del rostro. Se trata de tratamientos a base de productos inyectables como el botox o el ácido hialurónico, de efectos inmediatos pero que requieren la repetición del tratamiento 2-3 veces al año para luchar contra el envejecimiento de la piel del rostro. Este envejecimiento se produce, entre otros factores, por una pérdida de volumen facial causada por la progresiva atrofia grasa de la cara.

Los tratamientos con sustancias de relleno pueden tratar esta pérdida de volumen con buenos resultados, pero su efecto es limitado en el tiempo. Estas sustancias acaban siendo reabsorbidas por el propio cuerpo y esto es un problema en casos en los que se necesitan recuperar y mantener volúmenes importantes. En estos casos, el injerto de grasa propia, también conocido como lipofilling, es el tratamiento de recuperación del volumen facial más adecuado ya que tiene la gran ventaja de ser permanente y 100% biocompatible. Las inyecciones no sólo contienen células grasas sino también células madre y factores de crecimiento qua favorecen una notable mejoría en la textura de la piel de las zonas tratadas.

La técnica del lipofilling facial consiste en extraer células grasas del propio paciente mediante pequeñas liposucciones e inyectarlas en otras zonas del cuerpo que necesitan recuperar volumen. Normalmente, las células grasas se extraen del abdomen pero pueden extraerse de otras zonas como los muslos o los flancos. La extracción de la grasa se realiza mediante cánulas de liposucción, y el material obtenido se selecciona para obtener una mayor concentración de adipocitos, factores de crecimiento y células grasas. Posteriormente, se inyecta en diferentes zonas de la cara, incluyendo las cejas, las sienes, las mejillas, los labios y los pliegues nasolabiales.

Responder

*

captcha *

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.