logo


¿Quieres someterte a una blefaroplastia? Así será el día de la intervención

blefaroplastiaLa blefaroplastia, y otras intervenciones de cirugía estética, ya no se consideran una operación de riesgo pero minimizar o quitar importancia a una intervención de este tipo sería un error. Es cierto que son cirugías poco invasivas, con una recuperación relativamente rápida, pero el paciente debe ser consciente de su importancia y no considerarlo como algo banal.

La blefaroplastia, superior o inferior, es una intervención que con frecuencia se realiza sólo con anestesia local y sedación. En caso de realizarse así, el paciente solamente debe tolerar durante un minuto la infiltración del anestésico local. Posteriormente, no notará ningún dolor ya que la zona estará dormida. Sólo excepcionalmente se realiza una blefaroplastia con anestesia general. Las sedaciones intravenosas hacen que sea innecesaria. Incluso los pacientes más nerviosos quedan totalmente tranquilos y relajados con la sedación.

El día de la blefaroplastia, se debe acudir a la clínica acompañado y unos 30 minutos antes de la cirugía llevando consigo la documentación necesaria y las pruebas preoperatorias. Una vez en quirófano, el equipo de enfermeras se encarga de garantizar la comodidad y tranquilidad del paciente. Posteriormente, el anestesista se presenta, comprueba las constantes, y da el visto bueno para iniciar la intervención. La blefaroplastia se realiza siempre de forma ambulatoria, sin ingreso. La cirugía suele durar unos 30 o 45 minutos, pero si se realiza conjuntamente con una blefaroplastia superior e inferior o un lifting de cejas la duración puede ser de hasta 2 o 3 horas. Tras finalizar la cirugía, el paciente permanecerá alrededor de una hora en observación mientras se le aplica frío y antiinflamatorios para frenar el proceso inflamatorio inicial. Después, ya estará listo para volver a su casa e iniciar el postoperatorio, siguiendo las indicaciones del doctor.

Responder

*

captcha *

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.