Barcelona: 932 800 929 | Madrid: 915 237 575drnieto@blefaroplastia.es

Belleza y estado de ánimo: dos variables relacionadas

“La belleza es un estado de ánimo”, Émile Zola ya estipuló la relación tiempo atrás. La estética está verdaderamente ligada a las emociones. Muchas mujeres, incluso hombres, vinculan el verse bien con la estabilidad física, mental y emocional. Para ello, la cirugía plástica y estética se ha posicionado en un campo crecientemente popular. Los pacientes que acuden a ella consiguen verse mejor y, a la vez, sentirse mejor.

Muchos son los pacientes que, para conseguir la satisfacción completa, acceden a tratamientos mínimamente invasivos, solo para realizarse pequeños retoques que realzarán su belleza natural, sobre todo faciales. Es el caso de la aplicación de botox, de ácido hialurónico y otras sustancias de relleno.

La toxina botulínica o botox es un medicamento que, inyectado en pequeñas dosis sobre músculos faciales, reduce las arrugas de expresión y cambia la dinámica muscular. Es uno de los métodos más utilizados alrededor del mundo en el campo del rejuvenecimiento facial sin cirugía, consiguiendo como resultado un aspecto más descansado, relajado y jovial. Con el transcurso del tiempo, la sustancia se reabsorbe, con una duración de tratamiento entre 4 y 6 meses aproximadamente. Por este motivo, requiere nuevas aplicaciones para mantener el efecto. Aun así, es frecuente que, en los siguientes tratamientos, sea necesaria la aplicación de una dosis menor.

La inyección de ácido hialurónico se ha convertido en un tratamiento cada vez más solicitado. Es un componente natural de los tejidos que permite restituir volumen facial y tratar las arrugas profundas, así como las ojeras. Es una sustancia totalmente segura y biocompatible que tienen otras aplicaciones fuera del campo de la cosmética. Como la toxina botulínica, no es un procedimiento irreversible. El organismo reabsorbe lentamente el ácido hialurónico, pudiendo ser reinyectado con el tiempo si el paciente así lo desea. Además, si no está contento con el resultado, los efectos desaparecerán con la aplicación de una sustancia que disuelve el ácido hialurónico.

El Dr. José Nieto, especialista en blefaroplastia y medicina estética, ofrece la inyección de otra sustancia de relleno: Radiesse. La hidoxiapatita cálcica o Radiesse es un producto más consistente que el ácido hialurónico utilizado para pliegues profundos como, por ejemplo, los surcos nasoyugales. Además, también puede utilizarse para el aumento de pómulos. Tiene una duración mucho más larga que el mismo. No puede emplearse en la corrección de arrugas superficiales.

Así pues, sentirse bien también depende de la estética de cada uno. Pero, por encima de todo, el equilibro se encuentra en saber medir la cantidad de ambas variables. La belleza a través de la cirugía estética nunca debe sobrepasar sus propios límites. Belleza y estado de ánimo están directamente relacionados, pero atribuir demasiada importancia al primero de los parámetros puede llevar el efecto contrario: sentirnos peor.

Author Info

blefaroplastia

No Comments

Post a Comment