Barcelona: 932 800 929 | Madrid: 915 237 575drnieto@blefaroplastia.es

¿Qué es la toxina botulínica?

La toxina botulínica es un medicamento que inyectado en pequeñas dosis sobre ciertos músculos faciales produce una mejoría de las arrugas de expresión y cambia la dinámica muscular, dándonos un aspecto más relajado y descansado. Es un medicamento seguro cuya primera aplicación en medicina fue en el tratamiento de espasmos musculares involuntarios como el blefaroespasmo. Posteriormente se descubrieron sus beneficios en cosmética y actualmente es la sustancia más usada en rejuvenecimiento facial sin cirugía.

El tratamiento con toxina botulínica

Durante la primera visita el Dr. Nieto evaluará tus posibilidades de tratamiento en función de tus características individuales y de tus preferencias. Existen básicamente tres áreas en las que la toxina botulínica funciona especialmente bien: la frente, el entrecejo y las patas de gallo. El objetivo del tratamiento no es una cara “congelada” o paralizada, sino una cara más relajada. El tratamiento con toxina se realiza en la consulta previa aplicación de una crema anestésica para hacer el tratamiento más agradable. Se aplica en 5-10 minutos y el efecto aparece a los 3-5 días. La duración del tratamiento es de 4-6 meses, después el tratamiento debe ser repetido para mantener el efecto aunque es frecuente que se necesite menos dosis en los re-tratamientos. Las complicaciones del tratamiento con toxina botulínica son infrecuentes y siempre son temporales, ya que el efecto del medicamento es pasajero.

Otros usuarios interesados en toxina botulínica han consultado:

Ácido hialurónicoMesoterapia facialLipofilling y Peelings faciales