Barcelona: 932 800 929 | Madrid: 915 237 575drnieto@blefaroplastia.es

Sí, tanto si te operas de una blefaroplastia superior, inferior, o de cuatro párpados, la corrección del párpado caído se puede realizar en el mismo momento.

No. La blefaroplastia superior corrige el exceso de piel y grasa en el párpado superior, pero el grado de apertura del párpado depende del músculo elevador del párpado. La única forma de corregir un párpado caído es actuando sobre ese músculo, y sólo un cirujano oculoplástico tiene la formación necesaria para realizar este tipo de intervención.

Sí, pero depende del tipo de paciente y del tipo de párpado caído. En caso de realizarse así, el paciente debe solamente debe tolerar durante un minuto la infiltración del anestésico local. Posteriormente el paciente no notará ningún dolor ya que la zona estará dormida. Al ser intervenciones de corta duración, son bien toleradas por los pacientes.

Sólo excepcionalmente contraindicamos una cirugía de este tipo en un paciente con alguna patología ocular. Normalmente son los casos de ojo seco severo. En estos pacientes, cualquier intervención ocular o sobre los párpados puede acentuar su problema. La mayoría de pacientes con ojo seco tienen grados leves o moderados, que no son una contraindicación para una cirugía de ptosis pero sí pueden requerir una cirugía más conservadora.
Los problemas de retina o glaucoma no son contraindicación ni se agravan con esta cirugía. Estar operado de cataratas o de láser para miopía o hipermetropía tampoco lo son.

La cirugía del párpado caído (ptosis) estará cubierta por tu póliza en aquellos casos en que la ptosis sea lo suficientemente importante como para ocasionar una pérdida de campo visual. La mayoría de párpados caídos deberían estar cubiertos por un seguro de salud.
El Dr. Nieto trabaja con la práctica totalidad de las compañías aseguradoras del país.

Los medicamentos antiagregantes (Aspirina, aas, Plavix, Tromalyt y otros) y anticoagulantes (Sintrom principalmente) que toman muchos pacientes deben suspenderse previa a la realización de una cirugía de ptosis, ya que interfieren con la coagulación de la sangre y pueden ocasionar un sangrado post-operatorio. Consultaremos con tu médico la posibilidad de suspender esta medicación.
En algunos pacientes que han sufrido infartos o accidentes vasculares cerebrales no es aconsejable suspender esta medicación. En estos casos valoraremos la posibilidad de realizar la intervención en función de la medicación y del paciente en concreto.

La mayoría de pacientes no tienen ningún problema para leer desde el día siguiente de la intervención. Puede haber sensación de sequedad ocular los primeros días que puede tratarse con colirios hidratantes.

Depende fundamentalmente del oficio que tengas. Si se trata de un trabajo que requiere un esfuerzo físico importante debes descansar una semana, mientras que si trabajas desde casa con ordenador podrás hacerlo probablemente a los dos días de la intervención. El tiempo de descanso del trabajo depende también de si estás de cara al público, si no es el caso, puedes reincorporarte durante la primera semana en el momento que te encuentres suficientemente recuperado. Siempre intentaremos que el tiempo de baja sea el menor posible.

Depende. En casos de cirugía transconjuntival, durante la primera semana ya que no hay incisión en la piel. En los casos que se realizan por vía externa es mejor esperar 2 semanas para maquillar cerca de la incisión.

Mientras duren los morados no se debe tomar el sol. Después, en casos de cirugía transconjuntival podrás exponerte al sol. En casos de cirugía por vía externa podrás hacerlo al mes con el uso de protección solar en los meses de calor.

Podrás ducharte con normalidad al día siguiente de la intervención a no ser que el doctor te indique lo contrario.

Probablemente puedas llevarlas con normalidad a las 2 semanas de la intervención.

La mayoría de pacientes no tienen ningún problema para leer desde el día siguiente de la intervención. Puede haber sensación de sequedad ocular los primeros días que puede tratarse con colirios hidratantes.