Barcelona: 932 800 929 | Madrid: 915 237 575drnieto@blefaroplastia.es

Lifting frontal con botox Microdroplet: Una nueva modalidad de tratamiento

La toxina botulínica (Botox®) es un medicamento empleado en el rejuvenecimiento facial. Es un relajante muscular, por lo que sirve para atenuar las líneas de expresión. Tradicionalmente se ha empleado en tres zonas de la cara: el entrecejo, la frente y las patas de gallo. Aplicado en estas zonas, reduce la actividad muscular de forma predecible y por un periodo de tiempo limitado.Sin embargo, el exceso de dosis sobre ciertas zonas, sobretodo en la frente, da lugar a un aspecto paralizado e inexpresivo que no resulta natural. El Dr. Kenneth Steinsapir , cirujano oculoplástico de Beverly Hills, California, ha diseñado una nueva modalidad de tratamiento que busca rejuvenecer el tercio superior de la cara con toxina botulínica sin necesidad de inyectar la frente. Este trabajo es fruto de varios años de experiencia del Dr.Steinsapir con esta técnica y ha sido publicada recientemente en Ophthalmic Plastic and Reconstructive Surgery, bajo el título “Cosmetic Microdroplet Botulinum Toxin A Forehead Lift: A New Treatment Paradigm” . El tratamiento es innovador fundamentalmente en dos aspectos. Por un lado, en el empleo de “microgotas” de toxina botulínica en cada punto de inyección. Tradicionalmente se emplean dosis de entre 2 y 5 unidades por sitio de inyección, mientras que esta técnica emplea dosis de 0,33 unidades por sitio de inyección. En segundo lugar, el tratamiento evita inyectar en la frente, por lo que mantiene su movilidad. ¿Cómo puede entonces este tratamiento mejorar la frente sin inyectar directamente sobre sus músculos? El tratamiento va dirigido únicamente a relajar la musculatura depresora de las cejas, es decir, toda la musculatura que al contraerse desciende las cejas. Estos músculos son el orbicular, los corrugadores y el procerus. Al relajar de forma selectiva y extensiva toda esta musculatura, el músculo frontalis de la frente necesita menos contracción para elevar las cejas, ya que sus músculos antagonistas le ofrecen poca oposición. Por lo tanto la frente estará más estirada pero mantendrá su movilidad, relajará el entrecejo y elevará las cejas. Se trata pues de conseguir un efecto lifting sin cirugía. Los músculos procerus y corrugadores (entrecejo) ya se tratan habitualmente con toxina botulínica, pero la gran diferencia de esta técnica es el tratamiento del músculo orbicular, que tiene un gran efecto depresor de las cejas. El Dr.Steinsapir ha demostrado que el tratamiento superficial sobre este músculo con microgotas de toxina botulínica es seguro y produce un efecto lifting natural y reproducible. En resumen, esta nueva modalidad de tratamiento rejuvenece el tercio superior de la cara relajando la musculatura depresora de las cejas, consiguiendo un efecto lifting con gran mejora en el entrecejo, patas de gallo y frente, pero manteniendo la movilidad de esta última.

Tratamiento tradicional con toxina botulínica

Tratamiento tradicional con toxina botulínica, en que se trata en músculo frontal, corrugadores, procerus y orbicular en las patas de gallo, a 2-5 unidades por punto.

Tratamiento con Microdroplet

Tratamiento con Microdroplet. No se inyecta la frente pero se trata la porción más superior del músculo orbicular en toda su extensión, a 0,33 unidades por punto.

 

 

Author Info

blefaroplastia

No Comments

Post a Comment