Barcelona: 932 800 929 | Madrid: 915 237 575drnieto@blefaroplastia.es

Tú también puedes conseguir unos ojos radiantes

Los ojos constituyen la parte más delatante de nuestro rostro. Actúan como ventanas siempre abiertas, que muestran con transparencia nuestros pensamientos, nuestro carácter y liberan innumerables sentimientos. Son el espejo de nuestro ser más profundo y consiguen ofrecer a los demás aquello que las palabras no son capaces de mostrar. Por ello, debemos prestar especial cuidado a la belleza de nuestra mirada, para así conseguir unos ojos radiantes y fieles a nosotros mismos.

El área ocular es la más fina del rostro, la más sensible a la actuación de agentes degradantes exteriores. Mimar nuestros ojos debería ser una prioridad, puesto que su estado determina, además de nuestro más vivo interior, la belleza de nuestra apariencia física. Unos ojos descuidados se asocian al envejecimiento: muestran una sensación de cansancio y afectan a nuestra completa expresión facial.

Para conseguir unos ojos radiantes, es importante tener en cuenta distintas medidas de cuidado ocular. En primer lugar, debes tomar especiales precauciones en días soleados. La radiación ultravioleta que el sol emite degrada el colágeno y la elastina, favoreciendo la aparición de arrugas en la piel. Una exposición prolongada a los mismos puede deñar tu vista y, además, ha sido directamente relacionada con la aparición de cataratas, entre otras patologías. De este modo, es importante usar gafas de sol homologadas cuando estamos al exterior.

En segundo lugar, la utilización de cremas especializadas en esta área del rostro ayuda a su mantenimiento. Una piel fina e hidratada determinará unos ojos más radiantes. En el mismo sentido, es importante utilizar desmaquilladores de ojos específicos, que permitan eliminar el maquillaje de forma suave para no dañar el tejido ocular.

En tercer lugar, debes evitar usar lentes de contacto durante más de 12 horas. Cada vez son más las personas que optan por utilizar lentes de contacto para sustituir las gafas. Sin embargo, en ocasiones no conocen las limitaciones de su uso que, si es excesivo, puede causar daños  permanentes en la córnea  y su uso crónico puede dar lugar a ptosis palpebral (párpado caído).

Finalmente, debes disminuir el tiempo que pasas ante la pantalla de tu ordenador. En la sociedad actual, las personas utilizan cada vez más las tecnologías, siendo la observación de una pantalla una de las actividades más comunes a la largo del día. Aunque la ciencia no ha determinado que este hábito cause daño permanente en los ojos, sí puede ocasionar cansancio y sequedad ocular. Si debemos estar muchas horas en el ordenador, es muy recomendable el uso de colirios de lágrimas artificiales a base de hialuronato para lubricar los ojos.

La mirada es uno de nuestros bienes más preciados, que debe ser cuidado con delicadeza y asiduidad. Conseguir y mantener unos ojos radiantes es un trabajo conjunto entre el paciente y el oftalmólogo, siendo también importantes las medidas caseras. No dejes que tus ojos muestren una persona que realmente no eres.

Author Info

blefaroplastia

No Comments

Post a Comment